La persona que vive para resolver, no tiene tiempo para construir. ¡Cuánta verdad hay en esta frase! Hay personas que dejan las cosas para último momento, no les gusta planificar con anticipación, sino más bien son expertos en “resolver” conforme se presentan las situaciones. Lee el día dieciséis con nosotros y puedes dejar tus comentarios aquí: