Aunque esto es algo muy fuerte para el entendimiento humano, la Biblia afirma que el sistema que maneja el mundo es influenciado, controlado y gobernado bajo la autoridad del maligno. Lee el décimo día con nosotros y puedes dejar tus comentarios aquí: